Skip to Main Content Skip to Left Navigation Skip to Footer

United States of America

Department of Commerce

Commerce Seal montage illustrating the work Commerce does
 
Imprimir sin rubros a la izquierda o derecha

Discurso del secretario

NOTICE TO VISITOR:
THIS IS AN ARCHIVED SITE

This site contains information released online prior to January 20, 2009.

Click HERE to go the CURRENT commerce.gov website.
Information released from January 20, 2009 to present.

Please note: The content in this archive site is not updated and external links may not function.

VERSIÓN PREPARADA DEL DISCURSO

CONTACTO OFICINA DE ASUNTOS PUBLICOS

Martes, 17 de julio de 2007

202-482-4883

DECLARACIONES DEL SECRETARIO DE COMERCIO CARLOS M. GUTIÉRREZ A WASHINGTON INTERNATIONAL TRADE ASSOCIATION
WASHINGTON, D.C.

Gracias, John Castellani, por presentarme y felicitaciones a la WITA por su 25to aniversario.

Me gustaría agradecerles a Steve Lamar y James Wilkinson por su liderazgo, y felicitarlos a todos por esta importante fecha. También me gustaría agradecerles a los miembros del Congreso que están presentes, en particular, a mi amigo Charlie Rangel.

El gobierno del Presidente Bush ha mantenido la solidez y el dinamismo de nuestra economía por medio de la expansión de las oportunidades económicas dentro y fuera del país. Esta visión, descrita en la Estrategia Nacional para la Exportación que publicaremos esta noche, ha producido resultados.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos ha dirigido el esfuerzo mundial para derrumbar barreras arancelarias y promover la prosperidad en todo el mundo. Desde entonces, la economía mundial ha experimentado un crecimiento sin precedente.

Ahora la continuación de esa función de liderazgo enfrenta un desafío. El 10 de mayo, representantes del poder ejecutivo y el legislativo lograron un consenso entre ambos partidos sobre el comercio, pero aún existen desafíos sobre cómo proceder con los tratados de libre comercio con Perú, Colombia, Panamá y Corea. Estos tratados marcarán las pautas de la política y el plan comercial de Estados Unidos durante muchos años. Entonces, contamos con los líderes de la Cámara de Representantes para que cumplan con sus promesas.
Gracias, John (Castellani) por presentarme y felicitaciones a la WITA por su 25to aniversario.

Me gustaría agradecerles a Steve Lamar (presidente de WITA) y James Wilkinson (director ejecutivo) por su liderazgo, y felicitarlos a todos por esta importante fecha. También me gustaría agradecerles a los miembros del Congreso que están presentes, en particular, a mi amigo Charlie Rangel.

El gobierno del Presidente Bush ha mantenido la solidez y el dinamismo de nuestra economía por medio de la expansión de las oportunidades económicas dentro y fuera del país. Esta visión, descrita en la Estrategia Nacional para la Exportación que publicaremos esta noche, ha producido resultados.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos ha dirigido el esfuerzo mundial para derrumbar barreras arancelarias y promover la prosperidad en todo el mundo. Desde entonces, la economía mundial ha experimentado un crecimiento sin precedente.

Ahora la continuación de esa función de liderazgo enfrenta un desafío. El 10 de mayo, representantes del poder ejecutivo y el legislativo lograron un consenso entre ambos partidos sobre el comercio, pero aún existen desafíos sobre cómo proceder con los tratados de libre comercio con Perú, Colombia, Panamá y Corea. Estos tratados marcarán las pautas de la política y el plan comercial de Estados Unidos durante muchos años. Entonces, contamos con los líderes de la Cámara de Representantes para que cumplan con sus promesas.

Sabemos que los tratados de libre comercio funcionan. Estados Unidos ahora experimenta un crecimiento récord en las exportaciones con relación a más de $1,400 millones el año pasado. En el 2006, las exportaciones aumentaron 12.7 por ciento, y de principios de año a mayo, se han incrementado 10.8 por ciento, una tasa más de dos veces más alta que la de las importaciones. (4.5 por ciento).

Aunque Estados Unidos es el mayor exportador del mundo, podemos hacer más y debemos hacer más al participar en mercados en los que aumentan las oportunidades.

Nuestra visión para abrir mercados es particularmente clara en nuestro hemisferio. Este gobierno se ha concentrado en el Hemisferio Occidental desde un principio:

  • El primer viaje del Presidente al extranjero fue a México.
  • Seis de los 11 pactos comerciales implementados por este gobierno han sido en este hemisferio.

Ahora, es necesario que aprobemos los tratados de libre comercio con Perú, Colombia y Panamá. Es más, instamos al Congreso a que tome una decisión este mes sobre el pacto con Perú.

Y en el caso del acuerdo con Colombia, el Presidente Uribe ha sido nuestro más firme aliado en la región. Ha mostrado muchísima valentía al hacerles frente a los movimientos de guerrillas y narcotraficantes. Irónicamente, hay quienes mencionan la violencia como el motivo por el cual no se debe aprobar este pacto.

¡Piensen sobre el mensaje que envía eso a los colombianos y aquéllos en la región que desean reemplazar la violencia con esperanza y oportunidad!

En una columna periodística ayer, el ex Primer Ministro Aznar de España escribió que sería “insoportablemente cínico... citar los fracasos de la democracia colombiana como excusa para cancelar el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Colombia… Cerrarle la puerta a Colombia, ya sea en el frente de seguridad o comercio será un golpe que atentará contra la propia causa de la libertad en América Latina”.

Ésa no es la manera de tratar a uno de nuestros mejores amigos en la región ni es el mensaje que deberíamos enviar a nuestros aliados.

Estados Unidos no es el único país que compite por atención en América Latina hoy en día.

Hay quienes tienen otra perspectiva para la región. Mientras otros buscan suprimir ideas, debate y la participación de la gente, nosotros procuramos aumentar la participación de las personas.

Mientras que otros buscan el control estatal y la nacionalización de sectores económicos, nosotros procuramos mercados libres. Pónganse a pensar: Un voto en contra de estos tratados de libre comercio es un voto a favor de retrasar reformas vitales, lo cual favorece a quienes desean impedir la propagación de la libre empresa y democracia.

Chile es un gran ejemplo de los resultados positivos del libre comercio. El intercambio comercial durante los primeros tres años de nuestro Tratado de Libre Comercio se incrementó en más de 150 por ciento, lo que incluye 22 por ciento en lo que va del año.

Las exportaciones de Estados Unidos a nuestros socios del CAFTA-DR se han elevado 16 por ciento en el último año. Y NAFTA ha producido verdaderos resultados, aumentando el intercambio comercial en casi 200 por ciento desde 1993. Hoy en día, el NAFTA es nuestro mayor socio, con un total de más de $865,000 millones de comercio.

El cuarto tratado pendiente es con Corea del Sur. Corea es el 7mo mercado de exportación de nuestro país—mayor que Brasil e India en conjunto. Sin embargo, existe mucho más potencial de crecimiento con la aprobación de un tratado comercial.

Un tratado de libre comercio abrirá los mercados de Corea a la agricultura, autos y otros bienes y servicios estadounidenses. Eliminará casi 95 por ciento de los aranceles sobre productos industriales y para el consumidor al cabo de tres años.

Tengan en cuenta lo siguiente: El Tratado de Libre Comercio con Corea diversificará nuestra participación económica en la región.

Otro esfuerzo hacia la diversificación regional en Asia es nuestra relación con Vietnam. Este año Vietnam se incorporó a la Organización Mundial de Comercio, y nuestro intercambio comercial con Vietnam probablemente supere los $10,000 millones. Me complace anunciar esta noche que encabezaré una misión comercial a Vietnam posteriormente este año.

Permítanme pasar al tema de China, un poder económico cada vez mayor y un mercado inmenso para los exportadores de Estados Unidos. Pero cuando descubramos prácticas injustas, nos esforzaremos por crear condiciones equitativas en China o en otra parte.

Este gobierno ha demostrado que utilizará todas las herramientas a su disposición para velar por el cumplimiento de nuestras leyes comerciales, desde la aplicación de leyes que prohíben la subvención de las importaciones de China hasta presentar casos antidumping y mociones ante la Organización Mundial de Comercio. Cumplimos con las normas, y esperamos que los demás hagan lo mismo.

También hemos dejado en claro que la seguridad de nuestros alimentos, medicamentos y otros productos de nuestros socios comerciales es de primordial importancia. Consideramos que es un momento decisivo para China.

A Estados Unidos le conviene muchísimo una China que sea parte de la comunidad comercial internacional y sea equitativa y abierta en sus relaciones económicas. Nuestro diálogo con China se centra en este objetivo.

Me siento optimista sobre el futuro de nuestra nación. Hay mucho en juego. No es hora de retirarse ni desistir. La historia muestra que nuestro país sobresale cuando es un líder internacional, no cuando adoptamos políticas proteccionistas que transmiten falta de confianza.

Es a esto que todos ustedes se han dedicado durante 25 años. El gobierno del Presidente Bush está deseoso de trabajar con ustedes para promover que ambos partidos apoyen el comercio. Deseamos hacerlo en base al acuerdo del 10 de mayo, comenzando con los cuatro tratados comerciales ante nosotros y, como siempre, Doha y la prorrogación de la Autoridad para Promover el Comercio, siguen siendo prioridades importantes.

En 1961, el Presidente John F. Kennedy creó la Alianza para el Progreso. El Presidente Kennedy era un verdadero internacionalista que buscó entablar la cooperación económica entre Estados Unidos y los países de América Latina. Y en esa ocasión, dijo:

“Debemos respaldar toda integración económica, que es un verdadero paso hacia mercados más extensos y mayores oportunidades de competir. La fragmentación de las economías de América Latina es una verdadera barrera para el crecimiento industrial”.

Damas y caballeros, me pregunto lo que John F. Kennedy habría dicho sobre nuestro debate hoy.

Creo que nos hubiera alentado a seguir adelante y buscar mayores relaciones económicas con nuestros vecinos latinoamericanos. Gracias.