Skip to Main Content Skip to Left Navigation Skip to Footer

United States of America

Department of Commerce

Commerce Seal montage illustrating the work Commerce does
 
Imprimir sin rubros a la izquierda o derecha

Discurso del secretario

NOTICE TO VISITOR:
THIS IS AN ARCHIVED SITE

This site contains information released online prior to January 20, 2009.

Click HERE to go the CURRENT commerce.gov website.
Information released from January 20, 2009 to present.

Please note: The content in this archive site is not updated and external links may not function.

TRANSCRIPCIÓN

CONTACTO OFICINA DE ASUNTOS PÚBLICOS

Lunes, 22 de septiembre de 2008

202-482-4883

SECRETARIO DE COMERCIO CARLOS M. GUTIÉRREZ
DECLARACIONES EN LA FACULTAD DE GOBIERNO JOHN F. KENNEDY DE LA UNIVERSIDAD DE HARVARD
CAMBRIDGE, MASSACHUSETTS

Muchísimas gracias. Es un placer estar aquí en esta gran institución. Decano Ellwood, gracias por la presentación, gracias por la invitación. Para mí, es un privilegio muy especial poder hablar sobre Cuba y participar en el tema de Cuba. Descubrirán muy rápidamente que tengo un punto de vista claro sobre Cuba. Pero eso, por supuesto, no quiere decir que no puedo aprender sobre Cuba y, estoy deseoso de participar en la sesión de preguntas. Estoy deseoso de oír sus comentarios; deseoso de conversar sobre nuestras ideas y esta experiencia extrema que ha tenido lugar a 90 millas de nuestras costas. Decíamos hace poco que aunque Cuba, durante muchas décadas, no tuvo una posición destacada en política exterior, la tendrá pronto. La tendrá durante muchas generaciones, debido a sucesos, debido a cambios, debido a que claramente se avecina un cambio de mando en Cuba y eso tendrá un impacto en los sucesos en Cuba; y los sucesos en Cuba, a 90 millas de nuestro país, tendrán un impacto en nosotros. Y desempeñaremos una función, espero. Entonces, permítanme comenzar, y estoy deseoso de escuchar sus comentarios, pero pienso preparar el terreno y quizá suscitar discusiones y preguntas.

Interesantemente, en abril de 1959, Fidel Castro vino a Harvard. Esto fue cuatro meses después de derrocar al gobierno de Batista —la dictadura de Batista— y vino a Estados Unidos en una especie de “misión de amistad, de buena voluntad”, y traje una cita de eso, una cita, por decirlo así, que ha circulado, y decidí simplemente comenzar con la cita específica de su discurso aquí y también de su discurso en Washington. Entonces, claramente, estaba entre los puntos que [Castro] quería transmitir. [La de] abril de 1959, dice: “No hay comunismo ni marxismo en nuestras ideas, sólo democracia representativa y justicia social”. Éste fue, claramente, su mensaje en ese entonces y lo que estaba transmitiendo cuando vino a Estados Unidos.

Posteriormente, después de que se publicaran libros y se escribiera más sobre Cuba y la vida de Castro, una cita interesante de Castro, [de] junio de 1958, se publicó no hace mucho. En realidad, fue una carta que le escribió a un amigo íntimo, que fue parte de su movimiento. En junio de 1958, y dice… y mencionaré estas citas en conjunto porque considero que arrojan mucha luz sobre Castro y Cuba. En 1958, la cita dice: “Cuando esta guerra se acabe”, esto es, la guerra para derrocar a Batista, “empezará para mí una guerra mucho mayor y más larga: la guerra que voy a librar contra [Estados Unidos]. Me doy cuenta de que ése va a ser mi destino verdadero”. Entonces, interesante la yuxtaposición de estas dos declaraciones en 1961, en junio de 1961, aproximadamente dos años después de venir a Estados Unidos, después de estar aquí en Harvard, dijo lo siguiente que mencionaré y luego pasaré a unos cuantos puntos. En 1961, hablando en La Habana ante cientos de miles de personas, dijo “Soy marxista-leninista y lo seré hasta el último día de mi vida”.

Entonces, tenemos estas tres citas, la primera es “Represento la democracia”. La segunda es, seis meses antes, “Mi verdadero destino en la vida es librar una guerra contra Estados Unidos”. Y luego la tercera, “Seré marxista-leninista hasta el último día de mi vida”. Creo que esas tres citas, si tratamos de entender a Cuba, si tratamos de entender los últimos 50 años o tratamos de determinar cómo piensa esa persona, descubriremos que la mayoría de las acciones que han salido de Cuba en los últimos 50 años, de cierta forma, se pueden atribuir a una de estas citas, especialmente la que es sobre Estados Unidos, y por supuesto, especialmente la que es sobre el comunismo.

Lo que les diré y lo que les transmitiré hoy en mi charla es que considero que Fidel Castro es, ante todo, antiamericano, y que el comunismo ha sido casi una táctica para permitirle lograr ese objetivo político. Se considera antiamericano; su propósito es ser la persona que, con suerte, hará caer a Estados Unidos. El comunismo: una táctica. Oirán muchas teorías sobre esto, pero ésa es mi teoría. Y como se pueden imaginar, pienso que han transcurrido 50 años, y podemos remontarnos al pasado y podemos examinar la historia, y voy a hacer lo posible por convencerlos de que los últimos 50 años han sido uno de los grandes desastres sociales de nuestros tiempos, y uno de los sucesos… sucesos político-sociales más trágicos que han tenido lugar en los últimos 100 años. Y que al fin y al cabo, ha sido un éxito, porque ha mantenido a Castro en el poder; ha sido un enorme fracaso si su objetivo es aumentar la libertad, mejorar la prosperidad, darle esperanza a la gente, permitir que las personas desarrollen el potencial que Dios les dio.

Entonces, permítanme continuar, y descubriré en la sesión de preguntas si acaso tuve éxito en mi intento de convencerlos de mis ideas. En enero del 2009 se cumple el 50mo aniversario de su toma del poder: 1º de enero de 1959, por lo que serán 50 años, 50 años… Piénsenlo. Cincuenta años. No se trata sólo del mismo partido político en el poder sino 50 años de las mismas cinco o seis personas, Fidel Castro, que ahora tiene 82, su hermano Raúl Castro, que tiene 77, el vicepresidente Machado Ventura, que tiene 77. Entonces, se trata del mismo grupo de gente, las mismas personas que han estado dirigiendo el país durante los últimos 50 años. Y es irónico porque, en todo el mundo, éste es un momento en el que más y más países, como nunca antes, han acogido, en efecto, la idea de elecciones y democracia y democracia representativa y permitir la participación del pueblo en el gobierno, y transiciones pacíficas de gobierno.

De hecho, diría que no recuerdo un momento en América Latina, en nuestro hemisferio en el que ha habido más gobiernos electos que ahora. Quizá no estemos de acuerdo con todos ellos y quizá difiramos sobre si todos son realmente representativos, pero han pasado por un proceso. Han pasado por elecciones, más que antes. La única excepción, por supuesto, es Cuba, que ha acogido una disciplina marxista-leninista desde 1961, 1962. Permítanme hablarles sobre la economía y hablarles un poquito de forma anecdótica sobre la economía, porque es muy difícil obtener cifras sobre el PIB, sobre inflación, sobre empleo, y descubrirán que tienen su propio método de calcular las cosas, por lo que lo haré en una breve descripción anecdótica.

El cubano promedio gana aproximadamente $20 al mes. Esto es con la tasa de cambio de nuestra moneda, y parte del gran problema con Cuba es que el gobierno, por supuesto, raciona los alimentos y medicamentos y similares, y las raciones de alimentos duran aproximadamente 10 días. Y luego depende de los cubanos solucionar sus problemas, como lo llaman en Cuba, “resolver” sus problemas los otros 20 días. Lo que eso ha creado es una cultura impresionante de corrupción menor. Dicen que Cuba es el único país donde un kilo tiene menos de… o una libra tiene menos de 16 onzas porque si compras algo en la tienda, el empleado coge una onza para sí mismo, porque tiene que llevarla a casa para llenar el vacío de esos 20 días en los que el gobierno no está proveyendo. Tiene un efecto multiplicador impresionante en toda la economía. La ironía aquí, por supuesto, es que en términos generales, los negocios son ilegales. Pónganse a pensar. Los negocios, la libre empresa es ilegal en Cuba a no ser que sea llevada a cabo por el Estado. Entonces, si para compensar por el déficit de 20 días, uno decide, como lo hace mucha gente, que va a abrir una pequeña cafetería en su cocina o que va a encontrar provisiones y venderlas en el mercado negro, puede terminar en la cárcel. Uno puede verse en grandes apuros. Puede estar cometiendo un delito, y cuando alguien quiera usarlo contra esa persona, se puede encontrar sentado en una celda por haber vendido algo en el mercado negro o haber iniciado un pequeño negocio.

Entonces, un conjunto de circunstancias sumamente complejas ha sido creado por esta convicción de que el único camino a seguir es este dogma marxista-leninista. Y debido a eso, hay muy poca innovación, hay muy poca creación, hay muy poco de lo que denominamos espíritu empresarial y, esencialmente, las cosas han permanecido inmóviles. Si uno es coleccionista de autos, Cuba es el sitio ideal. Porque aún se encuentran autos del 1959… Esencialmente, el país ha permanecido inmóvil desde el punto de vista económico.

Deseo hablar sobre los huracanes porque es muy actual y muy reciente. Cuba acaba de ser azotada fuertemente por dos huracanes. Y por lo que sabemos, por lo que hemos recopilado, es muy, muy difícil. Es verdadero. Fue un huracán en todo el sentido de la palabra. Afectó toda la isla; lugares como Pinar del Río han sido totalmente arrasados. Nuestro cálculo o lo que hemos leído de fuentes públicas es que aproximadamente 400,000 viviendas han sufrido daños al punto de que ya no se pueden usar. La agricultura ha sufrido daños. Se trata de un país que estaba en apuros antes y ahora ha sido golpeado muy, muy seriamente.

Este fin de semana, en realidad la noche del viernes, nosotros, el gobierno de Estados Unidos, hicimos nuestra cuarta oferta de ayuda humanitaria a Cuba. Las primeras dos ofertas se hicieron de la forma en que lo hacemos típicamente con todo el mundo, que es permitirnos enviar un equipo de evaluación, que evalúa el problema, evalúa los daños, regresa y prepara un paquete, y ofrecemos ayuda humanitaria basándonos en ese paquete. Dijeron, “No necesitamos un equipo de evaluación. No necesitamos que venga nadie aquí y evalúe nuestra situación, especialmente de Estados Unidos”. Por lo que la tercera oferta que hicimos fue prescindiendo del equipo de evaluación. Dijimos, prepararemos un avión, $5 millones, se lo enviaremos donde quieran, sin condiciones. Esa oferta fue rechazada. Y dijeron, “Queremos comprar a crédito, queremos que levanten el embargo”.

No estamos tratando de venderles nada, queremos brindarles ayuda. Hicimos la cuarta oferta de materiales de construcción para reparar viviendas, además de alimentos y medicinas, carpas, todas las cosas que sabemos que necesitarán, y estamos esperando respuesta. Pero encuentro, personalmente, encuentro que eso es el extremismo de la política. Y aquí comienza la retórica. Escuché que Castro mismo nos escribió una nota en el periódico, dijo: “La dignidad del pueblo cubano no se puede comprar”. ¡Vaya declaración! Y diría que hay una diferencia entre la dignidad de los líderes, de Fidel y su grupo, y el bienestar y el hambre del pueblo. Y pienso que están confundiendo las cosas. Por lo que creo que la gente y los militares van por allí pensando que salvaguardan su dignidad porque no aceptan la ayuda de Estados Unidos Pero no creo que la gente que está pasando hambre y sed, y no tiene dónde dormir o no tiene suficiente que comer y no sabe qué hacer por los niños… no creo que ellos confundan la dignidad con el hambre. Entonces, ésa es parte de la frustración que estamos sintiendo con Cuba.

Se han hecho reformas, las denominadas reformas desde que Castro asumió el mando. Como saben, Fidel está enfermo desde junio, julio del 2006. El año pasado, Raúl fue nombrado formalmente presidente de Cuba, por lo que ha asumido el mando de Cuba y ha anunciado ciertas reformas. Y permítanme simplemente darles una idea de lo que son estas reformas, porque recibieron mucha cobertura en todo el mundo. Ahora a los cubanos se les permite comprar teléfonos celulares. Ahora se les permite alquilar autos y ahora se les permite hospedarse en hoteles destinados para los turistas, pero sólo si tienen pesos cubanos convertibles, que desafortunadamente, no están al alcance de los cubanos. En segundo lugar: se ha autorizado la venta de DVD y computadoras en base a la mayor disponibilidad de electricidad. El contenido de videos es totalmente, totalmente censurado, y el acceso al Internet se limita a un grupo muy selecto de personas. Lo que tienen es un Intranet, y el Internet es esencialmente ilegal. Y finalmente, se pondrán a la venta electrodomésticos, tostadoras y hornos, pero no hasta el 2010. Entonces, de forma un poco cínica, imagínense que tras 50 años de una denominada revolución muy dura, se les va a permitir comprar una tostadora. ¿Saben?, me parece el tipo de reforma que deberíamos cuidarnos de festejar porque no creo que los cubanos la ven como un gran paso hacia adelante, sino que éstas son las reformas, y se oye mucha cobertura internacionalmente que dice, “Ése Raúl es un gran tipo, un reformista. ¡Ahora la gente puede alquilar autos!” No tienen dinero para alquilar autos, se olvidan de eso, pero si quisieran alquilar un auto, podrían alquilar un auto. Podrían hospedarse en un hotel para turistas; ¡El hotel cuesta $400 al día!” Pero ésas son las reformas.

Pienso que la situación de los derechos humanos es algo de lo que se debe hablar con respecto a Cuba. Quizá no estén de acuerdo con el embargo. Quizá no estén de acuerdo con nuestra política y ¿saben qué? Eso es lo maravilloso de nuestro país. Tenemos desacuerdos, podemos hablar al respecto. Pero espero que no haya discrepancia sobre los derechos humanos básicos. Hay gente en Cuba hoy en día que vive en condiciones muy crueles, digo, las más crueles que se puedan imaginar, por haber expresado un punto de vista que es diferente al del gobierno. Tienen en Cuba un delito llamado “actividades pre delictivas”. Entonces, no se ha cometido un delito pero dan por sentado que alguien está a punto de cometer un delito. Tienen otro delito denominado “peligrosidad”, penado con cárcel hasta por 20 años. Veinte años. Y una de las tácticas más deplorables que usan en Cuba es que te tiran a un calabozo, te niegan atención médica hasta que invariablemente, te enfermas. Tras dos semanas, la mayoría de la gente se enferma en esas condiciones y luego se le niega atención médica. Es sumamente cruel. Es el tipo de cosas que no… que quizá no sepan que aún sucede en el mundo, y sucede a 90 millas de nuestras costas.

El Dr. Oscar Elías Biscet es un ejemplo. Su caso se conoce bien. Espero que vayan y averigüen en el Internet y simplemente busquen información. Es médico y expuso el uso de abortos forzosos en Cuba, lo que lo metió en muchísimos problemas. Hace cinco años fue condenado a 25 años de prisión. Ha estado en prisión desde 1999, excepto por 36 días, y en condiciones increíblemente, sumamente difíciles.

Es afrocubano y ha llegado a representar el tipo de… el espíritu desafiante que está cobrando fuerza en toda Cuba. Y hay muchos cubanos como esos. Gorki Águila, quizá algunos de ustedes hayan oído de Gorki Águila. Es una estrella de rock, músico de rock en Cuba, y toca canciones que critican el comunismo y el régimen, y critican lo que sucede en Cuba. Lo acaban de acusar recientemente de “peligrosidad” y hubo muchas protestas enérgicas en todo el mundo sobre Gorki. Y, entonces, lo pusieron en libertad. Lo multaron con $28 y lo dejaron salir, y constantemente lo mandan a la cárcel. Tiene un concierto, no les gusta la letra de sus canciones, lo vuelven a mandar a la cárcel. Dijo algo después de que lo pusieron en libertad, dijo, “¿Saben? Me acaban de soltar de una pequeña prisión y ahora puedo ir a una gran prisión”. Todo eso es como vivir en una prisión. Gorki Águila.

Finalmente, me gustaría mencionar a una persona más, Yoani Sánchez, que tiene poco más de 30 años, una mujer increíble que fue nombrada por la revista Time como una de las 100 personas de mayor influencia en el 2008. Era una blogger; ¡[ella] no sabía que tanta gente la conocía! Simplemente escribe un blog sobre la vida en Cuba. No se mete… mucho en política; simplemente habla sobre su vida bajo el comunismo. Escribió una tesis doctoral titulada “Dictadura en la literatura latinoamericana” que se consideró una crítica solapada de Castro, y desde entonces la vigilan. Va a hoteles, pide prestado el Internet, pide prestadas computadoras, entra al Internet, va disfrazada, va bajo un nombre diferente. Es una historia asombrosa. Recientemente ganó el premio de periodismo Ortega y Gasset. No se le permitió viajar, pero es alguien que vale la pena seguir y es, de cierta manera, una nueva generación de cubanos que está usando herramientas nuevas, nuevos medios de comunicación, y está dando a conocer su voz y debido a que es conocida internacionalmente gracias a lo que hizo la revista Time, es muy difícil que el gobierno la eche a la cárcel o, digo, simplemente la haga desaparecer. Entonces, alguien que vale la pena seguir es Yoani Sánchez.

Permítanme [decir] sólo, en términos del futuro: cambio, tiene que llegar el cambio a Cuba. Nosotros no vamos a suscitar cambios en Cuba. No vamos a tomar control de Cuba. Nosotros, el gobierno de Estados Unidos, que… … En 1962 tras la crisis de misiles, el acuerdo entre el Presidente Kennedy y Khrushchev fue, sacar esos misiles de allí y no tocar a Cuba militarmente. Y hemos cumplido con eso.

No existe un futuro en el que vemos a Estados Unidos gobernando Cuba. El cambio debe suceder en Cuba, y les diré que el futuro de Cuba no está en Miami, no está en Nueva Jersey sino probablemente en una celda en Cuba. En alguna parte de Cuba. Allí está el liderazgo futuro. Se me hace esta pregunta a menudo, “¿Cuándo van a levantar el embargo? ¿Cuándo van a cambiar de política?” No creo que ésa sea la pregunta acertada. El asunto no es, “¿Cuándo Washington va a cambiar de política?” El asunto es, ¿cuándo Cuba va a cambiar de política? Esto es cuestión de Cuba; esto es cuestión de Cuba y de que los cubanos estén a cargo de su destino. Vamos a hacer todo lo posible para hacerles saber que defendemos los derechos humanos, vamos a hacerle saber al mundo y hacerles saber a ellos lo que está sucediendo. Pero es necesario que haya cambios en Cuba.

Estados Unidos, irónicamente…nunca se oye, pero Estados Unidos es el mayor proveedor de alimentos de Cuba. El mayor. El mayor proveedor de medicamentos y el mayor proveedor de dinero en efectivo. Entonces, a pesar del hecho de que todo lo que sucede en Cuba, incluidos los huracanes, de alguna manera se relacionan al embargo, somos el mayor proveedor de alimentos y medicamentos, y el mayor proveedor de dinero en efectivo. Me parece que eso dice mucho. Entonces, nuevamente, esto no es cuestión de la política estadounidense, no es cuestión de, “¿Cuándo Washington va a cambiar?” Es cuestión de cuándo Cuba va a cambiar un sistema que no funciona. Creo que todos nosotros aprendimos por el mundo en el siglo XX que el marxismo-leninismo no es un sistema que funciona. Es necesario que se aprenda eso en Cuba.

Creemos, y es una convicción personal, que hay un enorme talento en Cuba. Hay una enorme cantidad de vitalidad, hay una enorme cantidad de creatividad, y apenas demos rienda suelta a esa creatividad y vitalidad, Cuba será una de las grandes sociedades, democracias y economías en el mundo. Va a tomar bastante tiempo alcanzar ese punto, pero el potencial esta allí. Lo que necesitan es libertad.

Así que les propongo algo. Nuevamente, tal vez no estemos de acuerdo sobre la táctica. Tal vez no estemos de acuerdo sobre el embargo. Sé que algunos de ustedes creen que Cuba tiene un excelente sistema de atención de salud. Quiero escuchar sus puntos de vista. Pero creo que podemos ponernos de acuerdo sobre los derechos humanos. Espero que tomen interés en Cuba. Está a 90 millas de nuestro país. Hay familiares que viven aquí. Éste es un país con el que mantuvimos relaciones durante 150 años. Somos vecinos. ¿Saben? Cuba y Estados Unidos tienen estrechos vínculos históricos. Y no creo que el pueblo cubano nos odie, y sé que nosotros no odiamos al pueblo cubano. A pesar de que vienen diciéndolo hace 50 años para lavarles el cerebro, todos sus problemas no se deben al embargo. No se deben al comunismo sino al embargo, debido a Estados Unidos, debido a los yanquis, a la CIA, y así sucesivamente. A pesar de eso, creo que el cubano promedio respeta y admira a Estados Unidos, de la misma manera en que respetamos y admiramos a Cuba.

Entonces, participen. Participen, tomen un interés, tomen un interés en los derechos humanos. Está a la vuelta de la esquina. No sólo está en nuestro vecindario, sino que está en la misma cuadra. Nuevamente, Cuba se convertirá en un tema de política exterior durante su generación, por lo que me gustaría pensar que su interés en su congreso hoy significa que están un poco adelantados a su tiempo. Gracias, voy a detenerme aquí y pasárselo a ustedes y a lo que les interesa.